Publicado: 17 de Febrero de 2015

Solemos asociar los helados con la llegada del buen tiempo y el calor. Sin embargo, este fantástico postre es idóneo para cualquier momento del año, puesto que es un alimento muy completo que nos aporta infinidad de beneficios y una cantidad de nutrientes que nuestro organismo necesita.

Segun un estudio estadounidense, consumir helado ayuda a quitarse esos kilos que nos sobran, fortalece la masa ósea y ayuda a controlar la tensión arterial. 

Los helados artesanales son fuente de calcio (un sólo helado cubre hasta un 15% de la cantidad mínima recomendada). Además, tienen un bajó contenido en grasa, alrededor del 6%. Como mayor ventaja, están libres de conservantes, colorantes y esencias. También ayudan a cicatrizar y reducir inflamaciones en las amígdalas.

En conclusión, los helados artesanales son mucho más naturales y mejores para la salud y, desde luego, son una forma muy sabrosa de cuidarse.